Técnicas y consejos para mantener tus herrajes de aluminio en perfecto estado

Los herrajes de aluminio son una de las opciones más usadas en la actualidad en todo tipo de puertas y muebles. La gran calidad y resistencia de este material es la principal razón de su éxito. 

Pese a ello, es importante recalcar a los clientes la necesidad de dar un adecuado mantenimiento a estas piezas, para que estén siempre en perfectas condiciones.

Ventajas de utilizar herrajes de aluminio

La instalación de este tipo de herrajes ofrece numerosas ventajas, tanto al instalador como  al cliente final. En la lista, destacan:

  • El aluminio tiene un aspecto elegante, que lo convierte en el complemento perfecto para la decoración de diversos tipos de muebles y estancias. Su acabado perfecto también se mantiene con el paso del tiempo.
  • Su diseño es tan preciso que resultan muy funcionales. Además, son el refuerzo perfecto para cualquier estructura.
  • Se fabrican en diversos tamaños y formas, por lo que encajan en cualquier mueble
  • El aluminio es un material resistente al óxido. Por lo tanto, estos herrajes tienen una vida útil muy larga
  • Ofrecen una excelente relación calidad-precio
  • Son ligeros, por lo que favorecen el buen funcionamiento de cualquier puerta 

La combinación de todos estos factores hace que los  herrajes de aluminio sean la opción preferida en la instalación profesional de muebles.

¿Por qué necesitan mantenimiento? 

El mantenimiento de  herrajes de aluminio es esencial para lograr su buen funcionamiento y durabilidad en la estructura a lo largo de los años. La verdad es que el aluminio es uno de los materiales con más resistencia. De hecho, no se oxida ni se deteriora fácilmente. Esto hace que la mayoría de personas  piensen que no es necesario mantener este tipo de herrajes. En realidad, aplicar unos consejos básicos de limpieza y mantenimiento de estas piezas es la mejor manera de asegurar que no aparezcan daños durante  toda su larga vida útil. Por  lo tanto, también ayuda a que los muebles estén en perfectas condiciones pese al paso del tiempo.

Técnicas infalibles para mantener los herrajes de aluminio en perfecto estado

El mantenimiento de los herrajes hechos de aluminio depende en buena parte de las condiciones climáticas a las que están expuestos. Si no les afectan ni  la lluvia ni el aire, con actuar dos veces al año será más que suficiente. En cambio, si se reside en zonas con una gran cantidad de humedad o expuestas a un alto nivel de contaminación, es recomendable hacer el mantenimiento aproximadamente cada dos meses. Esencialmente, los herrajes de aluminio necesitan de una limpieza con un trapo, que retire el polvo, la suciedad y la grasa acumulados. Por supuesto, no hay que usar productos abrasivos, que puedan dañarlos.
Nueva llamada a la acción

Igualmente, es importante tener en cuenta que las bisagras más modernas no requieren de la lubricación que se  daba a estos herrajes hace unos años. Si no funcionan correctamente, la mejor opción es desmontarlas y limpiarlas correctamente ya que los lubricantes solamente conseguirán añadir suciedad, sobre todo los elaborados con ingredientes aceitosos.

Finalmente, se recomienda hacer una inspección de los herrajes, especialmente de los mecanismos de cierre, al menos una vez al año. El paso del tiempo puede provocar pequeños desajustes, como tornillos sueltos o pequeños desplazamientos de la hoja, que son fácilmente subsanables.  

Aunque estas piezas son muy resistentes y de gran calidad, controlar el estado de los herrajes de aluminio instalados en los muebles es un requisito  indispensable para asegurar que el paso del tiempo no les ha provocado pequeños daños. De esta manera, tendremos las máximas garantías de su funcionalidad en los muebles en que se aplican a largo plazo. 

En Emuca somos especialistas en herrajes para muebles y queremos ofrecerte las mejores soluciones y consejos para tu negocio. No dudes en contactar con nosotros y visitar nuestra página web para más información. 

Imprimir